domingo, 22 de febrero de 2009

Cuando quieres a alguien...

Cuando quieres a alguien sólo quieres estar a su lado. El tiempo, los espacios ya no son los mismos ante tus ojos. Muchas personas cambian su rutina con tal de pasar el mayor tiempo posible junto a la persona que quieren y son capaces de desvelarse o madrugar,cosas que no harían en situaciones normales.

Cuando quieres a alguien sólo piensas en dedicarle tu atención, cualquier parte de tu tiempo libre, sólo buscas por cualquier medio el poder demostrarle o expresarle cuánto significa para ti, aunque a veces ni tu mejor esfuerzo resulta suficiente.
Recuerdo que mi profesor de filosofía (un gran maestro, dicho sea de paso) nos ponía un ejemplo para demostrar lo limitado que es el lenguaje y decía: ‘Tú puedes decirle a alguien que lo quieres, pero por más que busques las palabras precisas para decirlo no refleja en toda su extensión lo que sientes realmente. Le puedes decir que lo (la) quieres, pero no cuánto, ni cómo…y mucho(como respuesta), no cuenta’. En esa clase, por primera vez, me di cuenta de lo frustrante que es el no poder mostrar bajo ninguna forma verbal lo grandes y complicados que son los sentimientos.

Hoy me pregunto si es que esa limitación del lenguaje nos puede llevar a 'sobre-expresar' nuestro cariño por alguien hasta el punto de hostigarlo. Creo, particularmente, que cuando estás enamorado no te fastidian y hasta te gustan todas y cada una de las manifestaciones de afecto que pueda tener ESA persona contigo.Te puedes ver a ti mismo haciendo cosas que te parecían pateticamente cursis, diciendo frases que jamás pensaste pronunciar, planeando cosas que no hubieras imaginado que quisieras que pasen,etc.

Por eso, cuando quieres a alguien debes recordar que a veces una llamada, un mail, una tarjeta, una frase bonita o cualquier otro detalle adquiere un valor agregado y puede hacer que ESA persona pueda sentir que te importa, que quieres estar a su lado, que la(o) quieres ver feliz.

***Les dejo la canción Let love in con escenas de Pushing Daiseis, una de mis series favoritas. Ned y chuck se aman, pero no pueden tocarse, ya que si Ned toca una sóla vez a Chuck ella moriría. Esta historia nos muestra,aunque exagerada y dramaticamente, que el amor va más allá que contacto fisico.

1 comentario:

(*) nEsSa (*) dijo...

Nunca nada es suficiente para mostrar... pero de alguna forma cuando la otra persona hace cosas pequeñas... significa tanto... cómo es, no? .... en fin, poder hacer eso es lindo.. ^^